La nueva normativa de la DGT para patinetes eléctricos

Desde hace unas semanas, los cambios realizados en la legislación de la DGT se han hecho efectivos en toda España y entre estos cambios, algunos de los más significativos son los relacionados con los ya conocidos patinetes eléctricos.

Desde su salida al mercado, ha habido muchos debates con respecto a su regulación, pues desde su aparición ha habido muchas dudas de cuál debía de ser su regularización con respecto al resto del tráfico: por dónde tienen que ir, velocidades, conductores… En este post, te traemos su nueva regularización y las nuevas medidas a las que tienen que se acogen.

Uno de los primeros cambios que, por otra parte, era lo más lógico, es que los conductores de patinetes eléctricos deben utilizar casco de protección reglamentario.

A partir de ahora, este tipo de vehículos deben ir por las calzadas o carriles bici, ya que las aceras y áreas peatonales se reservan para, como su propio nombre indica, peatones.

Además, los conductores deberán cumplir con las normas de circulación, es decir,  respetar la señalización de las carreteras, preferencias, etc, y podrán ser sometidos a pruebas de alcoholemia donde solo hay un resultado válido, 0’0. Esto se debe a que la gran mayoría de conductores de este tipo de vehículos suelen ser menores de edad sin carné.

Al igual que ocurre con vehículos como las motos o los quacks, queda prohibido la utilización de auriculares al circular con estos tipos de vehículo bajo pena de multa.

Por último, pero no menos importante, los patinetes eléctricos deben tener un mantenimiento periódico y, por ello, a partir de ahora deben tener un certificado de circulación donde se indique que cuenta con todos los requisitos técnicos que aparezcan en su manual. Es decir, no se puede modificar los límites del motor eléctrico de ninguna manera para garantizar la seguridad de sus conductores y convivientes.

Estas son algunas de las novedades que quedan recogidas en la nueva normativa de la DGT. Como se puede ver, a partir de ahora las cosas cambian mucho para los conductores de patinete, quienes deben  adaptarse a las nuevas normas y, sobre todo, nuevas maneras de cuidar sus vehículos.

En BENSOM somos expertos en movilidad eléctrica, la mayoría de nuestros modelos se encuentran en la categoría de ciclomotores, al igual que los patinetes eléctricos. Debido a los nuevos cambios, muchas de las facilidades que antes pertenecían a los conductores de patinete desaparecen, convirtiéndolos en un vehículo más en la calzada. Un vehículo, sin embargo, mucho más vulnerable debido a su tamaño y escasa protección.

Ahora, el paso lógico es cambiar del patinete eléctrico a la moto o ciclo eléctrico, permitiendo una movilidad mayor pero de características similares con un plus de seguridad gracias a su mayor superficie más visible para el resto de los vehículos de la carretera y una estructura mayor que pueda frenar el golpe. Además, los ciclomotores eléctricos BENSOM cuentan con algunas prestaciones mejoradas, como las luces o los intermitentes más visibles y brillantes, seguros de conducción, mantenimientos, modos de conducción, bluetooth para poder escuchar música o activar el manos libres… Mejoras significativas que cualquier amante de los ciclomotores aprecia.

Al final, todos los vehículos y peatones tienen que convivir en las calles y hay que recordar que lo más importante es que, independientemente del vehículo, el conductor y sus convivientes merecen llegar a casa sanos y salvos, por lo que desde BENSOM instamos a respetar las normas de seguridad vial para garantizarlo, seas de patinete, moto o coche.

Por unas calles en las que todos podamos convivir.

 

SÉ LIBRE. RESPIRA. MUÉVETE.

SUBIR
es_ESEspañol